Archivo de la categoría: Uncategorized

14 de Julio, Fiesta nacional de Francia


Lucien Aigner, Entertainment of children on Bastille Day in Paris, 1934 (339.1982) Lucien Aigner, Boulevard St. Martin on Bastille Day, Paris, 1937 (318.1982) Henri Cartier-Bresson, Bastille Day, Paris, ca. 1936 (336.1994) Roman Vishniac, [Bastille Day celebrations, rue du Faubourg-Montmartre, Paris], 1939 (2012.80.3) Voila, July 18, 1936 (2007.71.17) Regards, “Vive la Nation”, July 13, 1939, (2007.71.133)

a través de Bastille Day, 2017 — Fans in a Flashbulb

Anuncios

VISA pour l’Image 2017 : programa, 29ª edición


Festival soirees visa pour l-image
Foto de promociión de las soirées (veladas) de proyección del Festival Visa pour l’Image

El pasado jueves, 12 de mayo, asistí a la presentación del programa de la próxima sesión del Festival de Fotoperiodismo internacional, Visa pour l’Image, que todos los años se celebra en Perpignan durante las dos primeras semanas de septiembre.

El incombustible y charmant Jean-François Leroy, director desde hace veintinueve años (¡29 años!) del festival, hizo un breve resumen de las historias y reportajes que al final de este verano ocuparán las sedes principales de exposiciones. Le acompañaron dos representantes políticos de Perpignan y escuchamos su parlamento y comentarios apenas una decena de personas reunidas en la sala de cine del Instituto Francés. No sé a qué obedeció la deserción, cuando apenas hace cinco años decenas de fotógrafos profesionales y de periodistas acreditados abarrotábamos la sala de exposiciones del mismo instituto –no olvidemos que se trata de una sede oficial de cultura del gobierno galo–; probablemente, la crisis de los medios y lo muy entretenidos que andan los periódicos en los últimos meses con las noticias de ámbito nacional sean la excusa.

Al terminar la presentación –donde no faltó la pregunta de siempre acerca de la notoria ausencia de fotógrafos españoles, o catalanes, pues tampoco falta la nota ombliguista catalana–, subimos a disfrutar del aperitivo en el ático del edificio. Aparte de las exquisiteces para el paladar, el aliciente estaba para mí en echarle una mirada a la planta diseñada por el célebre arquitecto J.M. Coderch. Uno de estos días subiré algunas de las fotos que tomé aprovechando que salió el sol y no había aglomeraciones en la terraza.

ifb-1
Leroy departiendo en la terraza del Instituto Français -mayo 2017

Del programa, destacaría que se ajusta a los temas de actualidad que han caracterizado el curso, con los países que dominan las páginas de los periódicos –Siria, China, crisis de los refugiados– sin grandes sorpresas en cuanto al enfoque estético, y tan solo me llamó la atención un reportaje dedicado a una misteriosa enfermedad renal, de origen no identificado, que está atacando en países como India y desde Sudamérica parece decidida a dar el salto a países más industrializados. El miedo a nuevas epidemias no cesa. Otro de los reportajes que escapan del cliché es el dedicado a las viudas en diferentes países, como la zona balcánica, India (de nuevo), etc. También se presentará la última edición del World Press Photo, con imágenes a un tamaño más digno que el que se ha hecho norma en el CCCB de Barcelona.

ifb-2
IFB-Barcelona

Leroy destacó un reportaje obra de un fotógrafo chino que está documentando el impacto de la contaminación en el medio rural; también se hizo eco de las críticas que acompañan a la –al parecer– enorme cantidad de premios fotográficos, y subrayó, atinadamente en mi opinión, que puesto que ayudan a que los fotógrafos saquen adelante sus proyectos de reportajes, muchos de los cuales exigen tiempo previo de preparación y luego de realización y seguimiento, continuarán otorgándolos y promocionando también la concesión de becas, financiadas por diferentes organismos y empresas comerciales. Comentó igualmente diferentes iniciativas que tendrán lugar en Perpignan para que los estudiantes se familiaricen con el fotoperiodismo y la narrativa fotográfica. Aprovecho para añadir que en Arles, también en el sur de Francia, por iniciativa de la Fundación Luma, se está construyendo un enorme complejo cultural donde tendrá su sede una nueva universidad de la imagen fotográfica. Como se ve, en Francia cultivan la fotografía en su doble vertiente de arte y oficio, en una dimensión de alto nivel, mientras en Cataluña apenas se programan unas diez exposiciones durante la temporada alta de primavera.

Página actualizada con el Festival ya en activo. Se puede acceder a la programación pinchando aquí.

Me encantaría subir este año y disfrutar del ambiente tan especial y cargado de energía que se respira en Perpignan durante la primera semana de septiembre, la de los profesionales.

Atín Aya en Photobolsillo


atin-aya2b

atin-aya3b

atin-ayab

La página de La Fábrica  Editorial nos dice de Atín Aya Abaurre (Sevilla, 1955- 2007) que «fue reportero gráfico de ABC de Sevilla y Diario 16 Andalucía. Su mirada captaba juegos callejeros, equilibrios de sombras, paisajes y, sobre todo, gentes, formas de vida.»

Quizá los periódicos ya no vuelvan a publicar este tipo de fotografía, y quizá tampoco las agencias de stock las consideren interesantes, de modo que la gestión privada de los archivos fotográficos de la gran época de la foto analógica, como la que representa Atín Aya y el elenco de fotógrafos que La Fábrica tiene el buen tino de mostrar en el asequible formato de bolsillo, ha de quedar en manos de los allegados de los fotógrafos. La hija de Atín Aya, María, relata cómo cada cierto tiempo se zambulle en el archivo de negativos y rescata tal o cual serie y, como acostumbra a suceder con el trabajo de los fotorreporteros  de esta generación, aparecen joyas de una vida ya desaparecida, la de la España de la posguerra en el paso al desarrollismo de los sesenta. Sus imágenes tienen encanto, dignidad  y una mirada demorada en el tiempo que hace de ellas estampas con una clara evocación pictórica -las bellas sevillanas con mantilla recuerdan la pintura del valenciano Sorolla–

Junto a series de la Andalucía típica, con sus procesiones y sus mujeres enlutadas, o su público de toreo y los ritos de la matanza del cerdo, conforme a la tradición neorrealista que ya puso de moda el italiano  Ferdinando Scianna, en su trabajo dedicado a Palermo, Atín Aya realizó reportajes de corte documentalista como el de las Marismas de Cádiz (1991-1996). Se trata del enfoque que agrada al National Geographic, es decir, zonas y usos tradicionales que se pierden bajo la presión de la industrialización y la sobreexplotación o el abandono. Se percibe en sus fotografías la influencia de los fotógrafos de la Depresión, Walker Evans, Dorothea Lange, pero también del Richard Avedon  de la extraordinaria serie In the American West, a los que su mirada, la del hombre que conoce el terreno, dota de una tonalidad poética que vuelve las imágenes en elegía.

Gracia y la gentrificación


gracia-policial

 

 

Gracia es, tradicionalmente, un pueblito revoltoso y de buen vivir. En los últimos años está padeciendo la presión de la gentrificación y de la conversión de Barcelona en un parque temático, lo cual ha derivado en un cambio de aspecto con la llegada de hoteles de lujo, aumento de precios del alquiler y venta de las viviendas y locales de la zona –que ya padecieron hace no muchos años otra afrenta económica por la presión de los chinos y clanes paquistaníes, que se pasan por el forro de los coj*** muchas de las leyes de trabajo, con mucho trabajador indocumentado, pagando con dinero sucio y llevándose el dinero ganado aquí a su país, salvo si una inspección en el aeropuerto atina a recuperar esas cantidades millonarias–. La situación laboral es la que conocemos y las deficiencias de tipo social se acentúan si falta dinero para hacer frente a las necesidades de quienes se van quedando al margen de esta cultura del pelotazo.

El asunto de los okupas es meramente testimonial y viene de muchos años atrás. Si ahora ha estallado con el tema del Banco de Travesera de Gracia se debe antes a la proximidad de las elecciones –basta con ver cómo ha abordado cada periódico el asunto según su orientación ideológica– que a la peligrosidad del fenómeno para el normal desarrollo de una economía de mercado.

Os dejo algunas imágenes tomadas en los días de concentración para protestar por el desalojo. A mi entender, es muy ingenuo por parte de los okupas aceptar que el Ayuntamiento, del centroderecha de CiU, pagase el alquiler.

El problema, qué tipo de ciudad queremos, persiste. Hay quien parece olvidar que estamos en el siglo XXI y que debería imponerse un desarrollo económico y un progreso conforme con los adelantos que la ciencia y la tecnología, pero también el mayor grado de cultura de la población, permiten y reclaman.

Por suerte, lo que tiene Gracia de pueblito y de revoltoso se traduce en una actividad de debate para obtener esas mejoras sin entregarse atados de manos y pies al capital. Ya me diréis qué turista se sentirá atraído por una ciudad que ha perdido su identidad, su carácter y sus atractivos de bien vivir. Ahi están, ahí estamos.

plaza-del-reloj

Plaza del Reloj, verano de 2016

La inestable posición ante la sociedad del fotorreportero


En estos días se cumple el tercer aniversario de la muerte del fotorreportero PACO ELVIRA. Sirva este artículo para recordarlo a él y las dificultades con las que han tropezado en el ejercicio de su profesión los profesionales de la imagen de riesgo. Se fue una persona capaz de poner de acuerdo a personas de las tendencias más diferentes.

Paco Elvira Palafrugell
Foto de Joseba Zabalza: Paco como nos gusta recordarlo, entre fotos y con la cámara en la mano

ABOUT PASSION

Imagen del fotorreportero David Douglas Duncan, un pionero en el fotorreportaje. Soldados en la guerra de Corea.

Al hilo del debate que plantea el reportero Paco Elvira en su blog, pienso en la diferencia entre los contenidos de la conferencia de la que vengo, y que no he atendido hasta el final, en el Caixaforum Barcelona con el guionista, R. Price, de “grandes” series de televisión — la famosa The Wire, de la que no he visto ni un solo capítulo–, y la fuerza de ese otro debate en el que intervienen todos los días los reporteros que deben trabajar con temas difíciles, donde el desgarro real debe ofrecerse con una precisión moral exacta.

¿Qué fotos tiene derecho a tomar el reportero? El fotógrafo demuestra con sus decisiones –las fotos que toma y las que deja de tomar pudiendo tomarlas– qué clase de informador es. Pero cada vez me parece que quien…

Ver la entrada original 143 palabras más