La maleta mexicana, de Trisha Ziff, memoria fotográfica de la guerra civil española, en El Rinconete


El Rinconete del Instituto Cervante virtual

El hallazgo en 2007 de la maleta que contenía las cajas con los más de cuatro mil negativos que tres míticos y mitificados fotógrafos extranjeros (Robert Capa, Gerda Taro y David Szymin Seymour, Chim) tomaron durante la guerra civil española causó un fuerte impacto por el valor histórico de un testimonio gráfico que se daba por perdido. Los fotogramas recogen escenas inéditas de los combates, retratos de figuras célebres como la Pasionaria, el general Líster, etc., además de documentar el paso de los exiliados republicanos por el campo de refugiados de Argelès-sur-Mer (Francia). El gran público internacional ha conocido ya las fotografías en exposiciones y en libros publicados en diferentes idiomas.

La película (2011) de Trisha Ziff reconstruye el itinerario y localización de la maleta, la personalidad de los carismáticos fotógrafos, incluida la muerte de Taro en un desgraciado accidente en Brunete en 1937, y el destino de algunos de los exiliados españoles en México, cuya llegada al puerto de Veracruz en 1939 es uno de los reportajes más interesantes realizados por Chim Seymour. Como se sabe, el presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) facilitó la acogida de los republicanos españoles y México se convirtió en refugio y hogar para alrededor de treinta mil exiliados, entre ellos un nutrido número de intelectuales, científicos, escritores y, naturalmente, políticos.

Estructurada en forma de entrevistas a expertos en fotografía o en la guerra civil española y a personas ligadas con los acontecimientos —el cineasta Ben Tarver, que encontró la maleta; la nieta de Francisco Aguilar González, embajador de México en Francia, quien la guardó en un rincón de su casa durante décadas—, el documental tiene el acierto de ir más allá de la elegía y del homenaje a los tres jóvenes pioneros de la fotografía bélica para mostrar la pervivencia de la herida dejada por el exilio y la derrota.

Al margen de la aventura de la maleta y de su contenido, el documental evoca el problema de la gestión de la memoria histórica y el archivo, que en España continúa pendiente como resultado del llamado «pacto por el olvido» impuesto desde la restauración de la democracia parlamentaria a la muerte del general Franco. Dentro de esta línea de reflexión se explican las imágenes con que abre la película: la exhumación de los restos de los civiles desaparecidos durante la guerra que yacen sin identificar en cunetas y terrenos próximos a las zonas de combate, donde fueron ajusticiados por los insurrectos. Afirman los estudios sobre memoria histórica que en estas circunstancias el «documento» es ese resto humano, que sirve para enriquecer el relato de la guerra. Los nietos de los desaparecidos son, en los últimos años, quienes en buena medida han asumido la tarea de encontrar a sus parientes, acuciados, afirman, tanto por la necesidad de completar un vacío dentro de la historia familiar como por equilibrar los pesos en el relato de la contienda española.

Entre los testimonios que hablan a la cámara de Ziff destaca, en mi opinión, el del fotógrafo Pedro Meyer por apartarse de la lectura emotiva y entusiasmada del resto de testimonios. Al descubrimiento, limpieza, escaneado, edición, selección y positivado de los negativos han seguido las exposiciones en la sede del Centro Internacional de Fotografía de Nueva York y posteriormente en los principales museos para un público internacional según un criterio determinado en Estados Unidos. Meyer discute que sea el CIF, o la sede de Magnum o de cualquier agencia que represente a un fotógrafo emblemático ya fallecido, el depósito de un material de relevancia histórica en otro país. Argumenta que «en los centros de poder en Nueva York, París, Londres, creen que en el resto del mundo no ocurre nada importante […] Tal es así que saquean al resto del mundo para llenar sus museos. No piensan dejar las cosas en sus sitios para compartir, sino que saquean». Reivindica entonces el depósito en México de copias del hallazgo, pues en definitiva la historia de la maleta y su contenido forman parte indisoluble del vínculo del país americano con la guerra civil española y su posguerra.

Al margen de controversias, tanto el documento de los negativos de Capa, Taro y Seymour, como la tarea aún inacabada de localizar a los desaparecidos y esclarecer las circunstancias de sus ejecuciones confirman que la narración de la guerra civil española no ha concluido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s