Monasterio de Sant Cugat, campanario


Estuve hace unos días en Sant Cugat, después de algunos años sin acercarme. Cuando los fantasmas que la habitaban han desaparecido, los paisajes aparecen en su tierno esplendor. Aquí, la torre del monasterio de Sant Cugat, incólume tras los siglos, recibe y detiene en su fachada los últimos rayos de sol del día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s