Sí, esta fotografía precisamente


Cada post es un mensaje dentro de una botella.
Pensé que me parecía fea la foto de Craig. Está tomada desde un mal ángulo, él sostiene en la mano una postal que apenas se ve. Desprende una vulnerabilidad falsa, para llevar la atención sobre el sexo. En la bañera no hay agua.
La foto es el mensaje que desborda de la botella …

Anuncios

Raúl Castro marca distancias con el capitalismo


Dmitri Medvedev y Raúl Castro en La Habana. Nov. 2008
Dmitri Medvedev y Raúl Castro en La Habana. Nov. 2008

Bueno, ahí está riendo el simpático hermano menor del supercomandante Fidel Castro –que está malito, pero que, como dicen de la mala  hierba, nunca muere– hecho un pincel para recibir al ruso Medvedev, que tiene pasta gansa y les va a prestar a los cubanos, a los que sucesivos huracanes les han dejado la economía y la isla hecha unos zorros (suerte de los huracanes para tener culpables “objetivos”).

Caramba, he pensado, al verlo con esa chaqueta, con ese traje, con esa corbata, para que luego digan de los comunistas. He pensado en todos  los que perdieron la vida en la Sierra Maestra con los Castro, para que éste se presente ahora vestido como un ejecutivo pijo de Miami a lo Hugo Boss. Qué diría el Che, qué dirían los negros que tienen que chulear a rubias teñidas de mediana edad para salir de penas, qué dirá el campesino en su bohío…

Y de repente pienso, pero, vamos, si es que Raúl Castro tiene toda la razón. Si el comunismo es el polo sur del capitalismo, él tiene que vestirse de traje para distinguirse de los millonarios capitalistas, como Alejandro Sanz, como Brad Pitt, que andan todos greñosos vistiendo como revolucionarios con la chaqueta militar, el pantalón de camuflaje, las botas militares y el gorro pasamontañas. Como mi vecino y el tuyo, todos en la guerra de pagar la hipoteca y vestidos para esa guerra.

O sea que sí, que Raúl Castro tiene de qué reírse a gusto. No así los cubanos.

Papanatismo


¿Cómo iba a dedicarle La Vanguardia hace dos años un artículo serio
a un personaje que se presenta con las hechuras de Daniel Craig?

Y ahora descubro que La Vanguardia digital publica un artículo sobre las virtudes del personaje de James Bond, a raíz de un congreso que se le dedicó (en Francia, naturalmente) en 2007. El artículo es un corta y pega de declaraciones algo confuso. Cuando se estrenó Casino Royale, propuse el artículo “Arrogancia e introspección” a Culturas y ni me contestaron. Repetí la propuesta este año, a la espera de Quantum of solace, y de nuevo otro silencio.

No es sólo el Culturas: no hay en España revistas de literatura y cultura que no estén lastradas por una perspectiva historicista y academicoide. Ni Exit, ni Lápiz. No se me ocurren revistas que recojan planteamientos que no estén de antemano vendidos a la industria de la cultura.

Sí, todo son lloros por el nivel de la cultura en España. La ahogan de raíz y se quejan. Vaticinio: pronto lo pagarán caro. Al tiempo.

JUAN MARSÉ, ESAS TARDES…


Una retrato de Juan Marsé como Dios manda, hecha con carácter y tiempo, de Jordi Socías
Juan Marsé ha recibido, por fin, el Premio Cervantes. Se lo debían haber dado mucho antes, claro. Leí a los quince años Últimas tardes con Teresa. Mi libro lleva la fecha: 23-4-77 y es la reimpresión de la séptima edición. No hace mucho conseguí que ese mismo volumen me lo firmará Marsé, después de una conferencia celebrada en la sede que antes tenía Caixa Forum en el Palau Macaya. Un hombre bajo, con zapatillas de deporte, una cabeza romana, con nariz rota de boxeador, que escrutaba con curiosidad tu cara.

La leí en los soportales del claustro del Monasterio, en Sant Cugat, tuvo que ser sábado porque para entonces ya vivíamos en Barcelona. Ese Pijoaparte y ese ir a parar a la cama equivocada, la de la criadita y la rabia del Pijoaparte por haber dado en la cama que sin querer le pertenecía más que cualquier otra. La impresión: que había llovido, inclinada sobre las páginas del libro, y pensar esto sí, esto sí es un libro de verdad. Esos inicios hambrientos, cuando los escritores despertaban admiración.

FRANCISCO GOLDMAN promueve una Subasta de arte a beneficio del PREMIO AURA ESTRADA


Francisco Goldman. Entrevista en:
http://www.bombsite.com/issues/0/articles/3068

Aura Estrada

Portada de la primera y estupenda novela de Francisco Goldman,
traducida al español en Anagrama: La larga noche de los pollos blancos

Evento a beneficio del premio literario Aura Estrada (www.premioauraestrada.com).

Concierto de la Zinco Big Band con Daline Jones en la voz y solistas invitados: Seneca Black(trompeta) y Vincent R. Gardner (trombón)

Se subastará obra donada ex profeso por Francisco Toledo, Phil Kelly, Laureana Toledo, Yoshua Okon, Boris Viskin, Daniel Lezama y Artemio.

Barra Libre
Canapés y bocadillos de la casa

Donativo: $1000 Día del evento: $1300
El 100% de la recaudación de taquilla será donado al premio Aura Estrada.

SOBRE EL PREMIO AURA ESTRADA

Aura Estrada fue una joven escritora mexicana en vísperas de una gran carrera. Estudiaba para su doctorado en la Universidad de Columbia en Nueva York y al mismo tiempo para su maestría en Bellas Artes en el programa de Escritura Creativa del Hunter College. Había ganado varias becas, incluyendo el prestigioso premio Fulbright, y finalmente estaba publicando, en español e inglés, en afamadas revistas y antologías de México y Estados Unidos. Apenas cumplidos 30 años, en el verano de 2007, Aura falleció en la Ciudad de México, 24 horas después de haber sufrido un accidente en las olas del océano Pacífico.

A la sombra de esta tragedia, su esposo, Francisco Goldman junto con sus amigos y amigas, han decidido fundar el Premio Aura Estrada, que apoyará a escritoras que desarrollen su creatividad en español, y que residan en México o Estados Unidos. El premio, que se otorgará cada dos años a una escritora de prosa creativa de 35 años o menor, incluirá una beca económica, residencias en colonias de escritores y artistas en el extranjero, y posibilidades de publicar en inglés o español, en las mejores vitrinas literarias de México y Estados Unidos.

Con este fin, los invitamos amablemente a sumarse a nuestro esfuerzo y participar en los eventos culturales que, a beneficio de esta labor altruista, realizamos sin afán de lucro, y gracias a la colaboración de un diverso grupo de artistas, intelectuales y personas de gran corazón.

Atentamente,
El Comité Organizador
(Francisco Goldman, Tanya Huntington, Álvaro Enrigue, David Lida, Guillermo Osorno, Alejandra Frausto, Martín Solares, Laura Emilia Pacheco, Gabriela Jauregui, Yoshua Okon, Ernesto Zeivy, Viviana Aguirre, Juan Carlos López y una larga lista de colaboradores…)

Más informes:

044-55-85797722 o en el correo electrónico asignado a este evento.

¿NO SE DAN CUENTA O NO QUIEREN DARSE CUENTA?


Lucrecia Martel, directora de cine

El peruano Iván Thays-
En el último Premio Herralde, un jurado compuesto sólo por hombres premia a dos hombres: al venerable autor mexicano Daniel Sada (sigue la influencia de Bolaño) y al muy simpático Iván Thays, autor de la bitácora más amena y menos dogmática sobre actualidad literaria que parece posible leer (en castellano) hoy en día. Lo irónico es de qué van las novelas premiadas: de un trío amoroso muy casto (según declaraciones a la prensa del editor) en el caso de Sada. De los sufrimientos de un padre joven separado que pierde a su criatura (or something like that) Irónico porque esta exhibición de sensibilidad “femenina” contrasta con el monopolio de poder masculino desde el que se ejerce dicha exhibición: editoriales, prensa, leyes…

Seguimos: el último Babelia, ayer sábado las reseñas de literatura llevan todas firmas masculinas. Y salen a la calle así, a pecho descubierto, uno tras otro. Dedican la página que abre el suplemento y entrevista principal a una directora de cine latinoamericana, Lucrecia Martel, que aparece, fíjate tú, fumándose un puro, no nos vaya a salir como una tontita.

Y seguimos: Letra Internacional, una revista muy solvente de pensamiento con raíces socialistas, llega a su (celebrado) número 100. La lista de firmas alcanza los 27, pero de ellas sólo cuatro son mujeres.

No es un problema de cuotas, sino de inercias. España carece de una cultura sobre la mujer y sus enfoques de cualquier tema suelen ser históricos, no conceptuales.

Nunca hasta que publicaron mi novela había yo sufrido esa infavaloración tan española por el hecho de ser mujer, que te adjudica un coeficiente de inteligencia necesariamente inferior a la media estadística. Compruebo que esta tendencia a la baja es menos frecuente en Cataluña –donde se da más una discriminación de tipo económico o de lengua, algo que para los que practican esa discriminación va unido. Es una tendencia tan arraigada en la mente masculina que un escritor cubano, Rolando Sánchez Mejía, me confesó que su amigo, también cubano, Radamés Molina, le había dicho de mí: “No, ella es inteligente”. No me halagó, no me pareció que hablaran de mí. Me interesó ese “ella sí” y pensé: como dos infiltrados que se transmiten las claves de funcionamiento de un gang secreto.

ALAN PAULS Y LAS FRONTERAS – De crítica literaria


Alan Pauls (hacia los años noventa)
Alan Pauls en una foto reciente


Entre todas las opiniones leídas y escuchadas en los últimos años sobre crítica literaria, la única que realmente me ha interesado porque la considero que corresponde bien al momento presente es la de Alan Pauls, y a mi propia manera de enfocar la crítica. (Dicho entre paréntesis: el escritor Francisco Casavella me parece que ejerce bien la crítica literaria/reseñismo, pero no le he leído nada sobre el tema.)

Apareció en una entrevista realizada por Alejandra Laera y Martín Kohan, y dice:

“Yo creo que la crítica es el colmo dela impureza, el género impuro por excelencia. Y si no es impuro pierde mucha eficacia, pierde justamente su capacidad de intervención. La crítica es como una de esas bombas que lanzan esquirlas y se abren. Me parece que ése es el efecto, y que entonces tiene que tener un poco de teoría, algo de frivolidad, que debe ser arbitraria, hacer ese gesto que es como un salto al vacío… La crítica es una aleación muy compleja de todas esas cosas, pero cada una de ellas produce algún tipo de ilusión”

Frivolidad y arbitrariedad parecen, o eso se quiere creer, ajenas al trabajo serio de la crítica, pero como éste es algo distinto del trabajo del teórico literario, ser consciente de la dosis de frivolidad y de arbitrariedad que conforman nuestras opiniones nos protege de terminar creyéndonos la voz de Dios aquí en la Tierra. Tarea difícil para algunos.

Respecto a Pauls, me parece que un libro como El factor Borges avala y corrobora sus palabras. Es un libro creativo sobre un tópico tema argentino. Puede fascinar más en España que en Argentina, donde A.P., demasiado blanco y demasiado guapo y demasiado cool, tiene detractores muy atacados de los nervios, o eso me ha parecido al leer una crítica demoledora e insultante a este libro.

Lo que más me interesó de Pauls, más que una novela que no me gustó, El pasado (no voy a pedir excusas, me parece misógina) fue su declaración de un cambio de rumbo en un momento determinado de su vida. Algo dejó de funcionar, algo que motivó un cambio radical de su posición ante su realidad y la vida y con ello todas las coordenadas interiores. Reconocí como mía esa línea fronteriza entre un yo-pasado y un presente de pertenencia anti-nostálgico y más rico. Y aquí estamos.

Fuente entrevista: revista milpalabras, Buenos aires, Argentina
número 1, primavera 2001, páginas: 63-72


OSCAR SIPÁN. La bala mágica


Que se preparen los detractores de la bala mágica: acaba de abandonar el cuerpo de Kennedy en busca de Obama.

______

Óscar Sipán (Huesca, 1974) ha publicado cuentos en diversas revistas de ámbito nacional e internacional y ha sido galardonado en numerosos certámenes literarios. Autor de los libros Rompiendo corazones con los dientes (Premio de Narrativa Odaluna 1998, Edisena), Pólvora Mojada (XVII Premio de Narrativa Santa Isabel de Aragón, Reina de Portugal 2003, Diputación de Zaragoza), Leyendario. Monstruos de agua (2004, March Editor), Escupir sobre París (2005, March Editor), Tornaviajes (2006, Tropo Editores), Guía de hoteles inventados (IX Premio de Libro Ilustrado 2007, Diputación de Badajoz) y Leyendario. Criaturas de agua (Libro mejor editado en Aragón 2007, Tropo Editores).