Literatura indígena en América Latina. El impulso de Rey Rosa


Rodrigo Rey Rosa por M. Palomares

Este fin de semana el suplemento Radar, del diario argentino Página 12, publica una entrevista a Rodrigo Rey Rosa con motivo de la publicación de una novela suya —Piedras encantadas— en una editorial independiente argentina. El narrador guatemalteco deja ver que la relación de los escritores latinoamericanos con las instituciones y el público son las del funambulista: sospechosos si aceptan los halagos de los gobiernos y sospechosos de radicalismo si se niegan a tener trato con las instituciones oficiales.

Viéndose en la cuerda floja, Rey Rosa encontró una particular vía de escape: impulsar la creación de un premio a la narrativa indígena. Pero esta iniciativa tiene que ver con el aspecto más interesante de la narrativa del propio Rey Rosa: la búsqueda de una lengua otra, una lengua donde los silencios evocan ausencias, e invocan del mismo modo a los ausentes.

“En 2004 me dieron el Premio de Literatura Nacional, que había sido rechazado el año anterior por un poeta que decía que Miguel Angel Asturias había sido un autor racista. Yo estaba de acuerdo, pero a mí me lo dieron por una moción de la Universidad San Carlos, que es la Universidad Popular. Dije que quería aceptar el honor, pero no el dinero. Porque, más allá de que Asturias fuera racista o no, es el Estado guatemalteco el que sigue siendo racista institucionalmente. Y yo no quería el dinero de un Estado racista, así que le dije al gobierno que debían crear un Premio de Literatura Indígena. Por supuesto, no me prestaron atención. Me dieron el diploma y me dijeron que si no aceptaba el dinero, se perdería. Por tanto lo acepté, pero lo doné para que una ONG crease el Primer Premio de Literatura Indígena, que se entregó en agosto del año pasado a dos obras muy hermosas: un poemario y un cuento largo de dos escritores indígenas, escritos en sus lenguas. Guatemala tiene 25 lenguas indígenas, es un país donde la mitad de sus habitantes no habla español como lengua materna. Era indispensable que esto ocurriera en algún momento.”

Fuentes:
foto de  R.R.R., M. A.Palomares
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-3162-2008-09-08.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s