DIARIOS DE GUERRA, de Raúl Castro y Che Guevara


Raúl Castro prepara para la ejecución a un condenado en la Sierra Maestra
Fuente: www.lanuevacuba.com/cult.htm

En el pasado verano de 2005 las noticias de la mala salud de Fidel Castro y el traspaso provisional de poderes a su hermano Raúl hicieron que los periódicos se interesaran por la personalidad del segundo de a abordo de la Revolución cubana. No puede decirse que la política de continuidad y sus escasas apariciones hayan ayudado a conocerlo mejor, así que el lector puede pensar que los Diarios de guerra de Raúl Castro y Che Guevara, publicados este año por la editorial madrileña La Fábrica, pueden ayudar a despejar la incógnita. Pues tampoco. Las referencias y reflexiones personales son tan escasas en los Diarios que su interés es otro, puramente periodístico.

La intención de los editores, Heinz Dieterich, Paco Ignacio Taibo II y Pedro Álvarez Tabío es dar a conocer a los jóvenes latinoamericanos que están entrando “en el crisol de las grandes ideas libertadoras que se personifican en los próceres prometeicos de cada época” [sic] cómo fue la lucha de los guerrilleros cubanos en la Sierra Maestra. Las anotaciones tomadas por Raúl y por el Che vienen a contar lo mismo, pero el tono y el detalle varían sustancialmente. El Che, que actúa también como médico de campaña, es lacónico y culto, tiende a no exagerar la trascendencia de los hechos, allá donde Raúl, que por entonces anda por los veinticinco años, acierta a transmitir sus sensaciones de frío, hambre, inquietud por las incursiones de los aviones de Batista y enojo o pesar por la pérdida, deserción o traición de los compañeros. Raúl parece cercano, práctico y nada dogmático. La situación de los campesinos, muchos de los cuales les son favorables y brindan apoyo y refugio a los revolucionarios, es escandalosa; las tierras que trabajan pertenecen en buena medida a compañías americanas y algunos personajes sirven al “enemigo” se diría que por mero apetito de poder y arbitrariedad.

Dejando de lado la presentación, en un estilo elogioso algo ramplón en la alabanza exagerada de los protagonistas de la epopeya cubana, la necesidad de articular unos textos que, como es obvio en un diario, ignoran cómo terminará todo obliga a los editores a encontrar un nudo de intriga. Aquí, en el último tercio del libro, se trata de la traición de uno de los guerrilleros, Eutimio Guerra, al que el ejército ofrece tierras y cargos por delatar la posición de sus compañeros. Sus idas y venidas, las sospechas, la captura y ejecución aportan un ritmo casi cinematográfico al relato, acompañado de las anotaciones de los editores, que completan las observaciones de Raúl y el Che. Otro de los hechos más señalados es la preparación de la entrevista con el veterano periodista norteamericano del New York Times Herbert Matthews, que darían una repercusión internacional a la actuación de los rebeldes, además de desmentir que su líder, Fidel, estaba muerto. Una repercusión que sería también sentencia del régimen de Batista.

Los Diarios tienen un interés documental, como fuente de primera mano y por las fotografías que los acompañan, pero me atrevería a asegurar que para calibrar la trascendencia de los hechos que se recogen en ellos, para entender el peso político de la personalidad del Che y el papel de ejemplo que la acción guerrillera tuvo entre las izquierdas latinoamericanas en las décadas siguientes, el lector tendría que leer los comentarios y reflexiones que hace Fidel Castro en esas memorias suyas “indirectas” o biografía al dictado (¿podría ser de otro modo?) que es la entrevista que Ignacio Ramonet le hizo y que publicó en 2005 la editorial Debate con el título Fidel Castro, Biografía a dos voces.

© María José Furió. Publicado en MondoCaribe

Biblioteca Blow Up, La Fábrica Editorial, MADRID, 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s